“Cuida de tu cuerpo para que tu alma tenga ganas de habitarlo”

Nuestro cuerpo nos habla constantemente sirviéndose de nuestras sensaciones físicas (hambre, sed, frío, calor, dolor), de nuestras emociones (alegría, tristeza) y de nuestros sentimientos (amor, odio), y es a través de tomar conciencia del cuerpo que podemos escuchar y comprender sus mensajes.
Nuestro cuerpo, constantemente comunica y refleja cómo nos sentimos y nos ofrece información sobre nuestro estado psicológico, anímico y físico.

Para entender el cuerpo es necesario entender la mente, y para entender la mente es preciso entender el cuerpo.

¿Cómo se puede habitar un cuerpo al que hemos acostumbrado a perjudicar o que está agarrotado a consecuencia de nuestras intranquilidades y preocupaciones?

Será tomando conciencia de él y de sus mensajes.

Se considera por tanto a la conciencia corporal el medio fundamental para cambiar y modificar las respuestas emocionales y motoras.

Recomendaciones que ayudarán a despertar la conciencia corporal:

Durante nuestro descanso estival podemos abordar actividades relajantes que nos reportarán “concentración, conciencia de nuestro cuerpo y relajación”, con lo cual, conseguiremos retornar rejuvenecidos y altamente descansados.  Evidentemente hay muchos ejercicios y recomendaciones para trabajar sobre la conciencia corporal, nosotros hoy hemos seleccionado tres que son eficaces, fáciles y muy placenteros.  Aprovechemos y Disfrutemos con ellas:

Lleve su atención a su respiración.

1. Póngase en una postura cómoda acostado o sentado. Si usted está sentando, mantenga la espina dorsal recta y deje que caigan sus hombros.
2. Cierre los ojos si se siente cómodo.
3. Traiga su atención hasta su vientre, sintiendo como se llena o amplía suavemente en la inhalación y cómo se contrae durante la exhalación.
4. Mantenga su atención en su respiración, “estando con” cada respiración y exhalación durante el tiempo que se haya propuesto meditar, como si estuviera cabalgando las olas de su propia respiración.
5. Cada vez que note que su mente ha abandonado la atención en la respiración, ponga atención en conocer cuál era ése pensamiento y después lleve amable y suavemente su atención de nuevo a su vientre y a la sensación de la respiración.
6. Si su mente se vá a un pensamiento y a otro y a otro, aunque sean muchas veces, su “objetivo” es simplemente llevar de vuelta toda su atención hacia la respiración cada vez que eso suceda, no importa que pensamientos esté teniendo.

Practique este ejercicio de 15 minutos a una hora, es conveniente hacerlo diariamente, en una semana vea cómo se siente, para que después incorpore a su vida diaria esta práctica disciplinada de la meditación. Sea consciente de cómo se siente para pasar algún tiempo cada día sólo con su respiración sin tener que hacer nada.

Caminar Descalzos

El hecho de andar descalzos ofrece más y mejores experiencias de aprendizaje sensorial (experiencia – no invasiva – que trabaja los sistemas sensoriales, facilitando una mejor percepción).

mejejek

Mejejek Bali


Se halla demostrado que el contacto directo con la tierra, el agua, el sol, la hierba… el estar en contacto con los elementos, con la Vida en sus diversas manifestaciones… es muy saludable para nuestro cuerpo y mente y, por ende, para nuestra Salud y Bienestar.

No te olvides de activar el SENTIR cada momento y la reacción de todo tu cuerpo.

Masaje

Ante una situación de estrés se contrae el sistema vascular y linfático y disminuye la provisión de sangre hacia los tejidos, los músculos se tensan presionando vasos sanguíneos y linfático. Con el masaje realizamos un proceso de limpieza de las células de nuestro organismo. Se elimina la adrenalina, uno de los principales compuesto químicos causantes del estrés y se restablece el tono natural del músculo.

Aunque la relajación es uno de los efectos del masaje, el objetivo principal del masaje en el caso que nos ocupa es el incremento de la conciencia corporal a través del contacto consciente, respiración y presencia. Mientras recibes las manipulaciones en tu cuerpo conviene que aprendas a Sentir lo que te proporciona y cómo te nutres con ello.

La dimensión psíquica de los masajes no es menos importante, la estimulación de la piel, a través del tacto es fundamental para alcanzar un estado de bienestar psicológico y emocional, (Plasencia J.J. “El nuevo libro del masaje para el cuerpo y las emociones”).  Desde nuestro nacimiento necesitamos ese contacto para desarrollarnos con equilibrio emocional ante la enfermedad y la ansiedad. Si esta necesidad no encuentra respuesta tendemos a crear bloqueos en nuestro cuerpo que producen tensión y van a inhibir nuestra capacidad de expresión generando ansiedad y estrés.

MasajeThaiLas manos que masajean y acarician producen un efecto reconfortante en nuestro cuerpo y calma nuestra mente.

Recuperar conciencia corporal

Recuperar nuestra conciencia corporal

Observación muy importante para todas las recomendaciones:

Deja de pensar y Siente con Todos los Poros de tu piel.

Escucha los “mensajes de tu cuerpo” y dale lo que “necesita”. La recompensa será mayúscula.

Recuperar nuestra conciencia corporal será una de las mayores recompensas naturales y la clave para sentir ese equilibrio energético y esa vitalidad que nos ofrezcan un bienestar real en nuestra vida cotidiana.