TAURUMI, EL ARTE DE AMAR

Como viene siendo desde hace ya muchos siglos… las flores, frutas, plantas, el polvo de coco y, por supuesto, la fina arena de Bora Bora son elementos imprescindibles de la vida en Tahití. De la alquimia generada entre  “tradición” y “elementos naturales” es de donde emerge “Taurumi”, el Arte del Masaje por excelencia, a su vez una filosofía de vida y una práctica de medicina tradicional en el país, la utilización del Tiaré (la pequeña, hermosa y olorosa flor color blanco nieve de la Gardenia tahitiensis, emblema de Tahití).

Gardenia taitensisEl masaje Taurumi es una práctica espiritual y terapéutica heredada de los ancestros polinesios. Este ancestral legado combina el tacto y el masaje. Taurumi, es una palabra de origen Tahitiano que viene a expresar: “El contacto entre sí a través del toque y de la energía”.

El Taurumi es un masaje basado en el tacto, ya que es una manera de amar, crecer y estar abiertos a las cosas que la vida nos ofrece. “La vida es contacto y el contacto es vida”, (Taurumi, significa “abrazo” en la lengua Polinesia, y es en adición,  el arte del masaje, de la excelencia y también una filosofía de la vida).

Según los ancianos, el masaje Taurumi es una práctica terapéutica que se centra en las diferentes “líneas de energía” del cuerpo y que concibe al individuo como un todo, combinando el espíritu, la energía y las palabras. Está dirigido a prevenir y tratar tanto los dolores físicos como los espirituales mediante la extracción de todas las energías negativas de su cuerpo.

monoi oil for taurumi massageEl masaje Taurumi se hace usando aceite de Monoï (obrtenido a partir de la maceración del aceite de copra o nuez de coco y la flor de Tiaré o Gardenia Tahitensis, emblema de Tahití, que le confiere un delicado y exótico perfume, a la vez que transmite sus propiedades calmantes, suavizantes y tonificantes). Este aceite de masaje proveerá todas sus virtudes nutritivas e hidratantes para el cuerpo.
El masajista Taurumi se llama el “Tahu’a” (equivalente a los Kahuna hawaianos). Él durante el desarrollo del masaje, utilizará tanto las manos, como antebrazos, codos, y aún sus pies para el masaje. Una sesión de Taurumi, por lo general, comienza en la cabeza para finalizar en los pies. Se inicia en el punto denominado “nini” situado en la base del cráneo, pues de acuerdo con las creencias de la Polinesia, esta zona es el punto de entrada de nuestra alma.
El Tahu’a identificará el origen del malestar y su dolor con el objetivo de adaptar su tratamiento para garantizar un buen masaje y un resultado óptimo. A su vez, el masajista se halla en un estado de presencia y de absoluta entrega a la necesidad del paciente. Este perfecto estado de pureza de la mente y el corazón se llama “Ana’anatae” en lengua maorí. El Tahu’a sigue las distintas líneas de energía del cuerpo que alcanzan sus extremidades. Su objetivo es facilitar la transferencia de energía en todo el cuerpo, el Mana”

El tratamiento Taurumi también se puede aplicar a los niños pequeños. De hecho, muchos niños reciben masajes regularmente por parte de sus madres y, de ésta manera, meidante éste acto de amor se  protege al recién nacido durante su crecimiento y desarrollo posterior.Tahu'a masseur

El masaje polinesio trasciende la propia técnica manual deshaciendo y desenredando tanto a nivel físico como psicológico, proporcionando una liberación en la circulación de la energía y propiciando la necesaria armonización entre el cuerpo y el espíritu.

TAURUMI ES EL ARTE DE CALMAR EL CUERPO Y LA MENTE