Volver a la WEB

masaje facialEl masaje es una técnica muy antigua y bastante intuitiva si tenemos en cuenta que una de las primeras reacciones reflejas de los seres humanos al sentir algún dolor es masajear la zona dolorida. También masaje es lo que solemos hacer con los niños cuando se dan algún golpe para consolar el daño localizado. Quizá sea el origen último de lo que actualmente entendemos como masaje.

Uno de los primeros registros de la palabra masaje y de la descripción de su uso, se ha encontrado recientemente en unos textos provenientes de la Antigua Mesopotamia. Escritos en Sumerio y Acadio titulados “Mushu´u” (masajes, en castellano). Según estos estudios los antiguos Sumerios practicaban masajes hace ya 4000 años.

Por otra parte, en los escritos médicos de la India antigua, y los libros del Ayurveda se conoce como “Champooinig”, traducido por los ingleses como “shampoing”, que ha derivado en la palabra champú usada inicialmente para designar el lavado de cabeza.

En Grecia Hipócrates de Cos (460-380 a.n.e.) utilizaba el termino anatripsís, que equivale a frote; y lo denominaron masso, que significa amasar, o dar masaje. Más adelante se tradujo al latín como frictio, cuyo significado es fricción o frote y, así ha llegado la denominación masaje hasta nuestros días, conservado en las características lingüísticas propias de cada región.

Beneficios:

Actualmente el arte y la ciencia del masaje es fruto de una larga evolución y bajo su denominación se engloban diferentes técnicas con diferentes objetivos pero todas ellas para conseguir unos efectos determinados que podemos clasificar de la siguiente manera.

Mecánicos: hace referencia a cómo las maniobras técnicas tienen un efecto en los órganos y los tejidos. Esta acción es el resultado de los nexos existentes entre órganos y zonas bien determinadas de la piel, desde las cuales pueden desencadenarse reacciones orgánicas de tipo reflejo.  Al masajear éstas zonas reflejas, puede actuarse sobre los problemas de diferentes órganos, tales como los riñones, el hígado, pulmones, corazón…etc. Los efectos a nivel de estímulo curativo en las zonas reflejas del pie (reflexoterapia podal)  y el masaje reflejo del tejido conjuntivo (fascioterapia) se basan en éste principio.

Fisiológicos-higiénicos: Cuando se efectúa el masaje en una persona sana para proporcionar mayor vigor al organismo o para aliviar el cansancio, se asocia a la práctica de ejercicio gimnasias suaves y/ o baños termales.

Preventivos: Estos se cumplen cuando se localiza por palpación una zona tensa o con posible lesión. Así se cumplen dos de las funciones del terapeuta: Educar, y promover la salud aconsejando que el masaje este unido a la práctica de ejercicio moderado, para mejorar el bienestar general, y conseguir además que el tratamiento perdure.

Terapéuticos: Cuando se utiliza el masaje para mejorar la función circulatoria, recuperar la movilidad restringida entre los tejidos dañados, aliviar o reducir el dolor, o para optimizar la conciencia sensorial. Por otro lado, en el momento en que el masaje proporciona relajación y bienestar, ayudando en la recuperación y el mantenimiento de la salud se convierte, aun sin pretenderlo, en un acto terapéutico.

Estéticos-higiénicos: Cuando tiene por finalidad mejorar el aspecto externo de la persona, eliminando los depósitos de grasa, devolviendo al músculo su tono y relajando el cansancio. Igualmente tiene resultados higiénicos puesto que eliminar el cansancio en una persona sana produce un resultado estético.

Deportivos: Cuando se efectúa para preparar a un deportista con finalidad competitiva antes, durante y después de la práctica del mismo.

Psicológicos-anímicos, o para la relajación: El contacto de la mano experimentada proporciona seguridad y confort, a la vez que regula y alivia la tensión psico-física.

Sexuales: proporciona mayor satisfaccion sexual y estimula el cuerpo para obtener mayor placer.

El masaje es siempre una enriquecedora experiencia que influye en la mente, el cuerpo y el espíritu. Estimula el drenaje linfático, ayuda en la eliminación de las toxinas acumuladas, alivia el estrés facilitando la producción de endorfinas, elimina los dolores musculares, libera la tensión emocional y estimula la circulación sanguínea.

Centro de masajes orientales en Madrid masajes-xiaoying-madrid.com, masajes relajantes, terapeúticos y descontracturantes