El cuerpo, fruto de nuestro sistema de vida cotidiano y de posibles sobrecargas, tanto físicas, psicológicas o emocionales,  puede producir una acumulación excesiva e insalubre de hormonas. Niveles excesivos del Cortisol “hormona del estrés” pueden conducir al insomnio, dolores de cabeza, tensiones musculares, contracturas e incluso problemas digestivos.

El masaje se ha demostrado que disminuye drásticamente el cortisol en el cuerpo. Esto permite que el cuerpo entre en un modo de reposo y recuperación de la relajación: un efecto que perdura mucho después de que el masaje ha terminado.
De hecho, el masaje desencadena una serie de reacciones químicas del cerebro que puede dar lugar a sensaciones de relajación duradera, baja los niveles de estrés, reduce el dolor, mejora el rendimiento físico y mental en general, aumenta los niveles de energía y mejora el estado de ánimo.

Masajes Relajantes ¿qué son?

Un masaje relajante es la actividad que consiste en frotar, presionar o golpear con un cierto ritmo e intensidad diversas partes del cuerpo con el fin de brindar confort, regular y relajar la tensión corporal que puediera devenir en una lesión.

Existen variadas formas y estilos de masaje relajante. Lo beneficioso de los masajes de relajación es que no necesitan más complementos y/o accesorios que las propias manos de quien lo realiza y un poco de crema o aceites de aromaterapia.
A continuación, una infografía con una somera relación de los tipos más comunes de masajes de relajación y sus beneficios:

Beneficios del Masaje en infografía

Encuentranos en las mejores Redes Sociales:

FacebookTwitterGoogle+LinkedinPinterestYouTubeVimeo